Noticias

Mensaje a los pastores con motivo del Sínodo de Don Francisco Cerro, obispo de Coria-Cáceres

En la consulta que hice a todos vosotros me apoyasteis y visteis la necesidad de convocar a toda la Iglesia Diocesana, al pueblo de Dios, aun Sínodo Diocesano que caminando juntos con Cristo, renovemos nuestra fe y seamos capaces de, superando dificultades, acompañar y ayudar a todos.  Caminando delante de ellos para animarlos a seguir, para que con olor a ovejas, descubran que nuestra vida sacerdotal los necesita. También a veces caminar detrás de ellos para seguir sembrando la misericordia que les haga experimentarse amados en medio de sus debilidades.

Es verdad que el Obispo sin vosotros no puede nada.  Es más o caminamos juntos todos los pastores superando a veces dificultades  que nos quitan fuerza y fuelle para seguir apostando por la comunión como servicio y por ser una Iglesia en salida que tiene como los preferidos de su corazón a los necesitados.

Fuisteis muchos los que me decíais que la Iglesia Diocesana necesitaba de una urgente renovación. Ya se había celebrado con Don Ciriaco una Asamblea presbiterial, ahora había que hacer una llamada a todo el pueblo de Dios  para que juntos pastores, vida consagrada y laicos seamos capaces de renovar y por la conversión personal, comunitaria y pastoral, de ayudar a todos a tomarse más en serio el Bautismo y la santidad como fidelidad al proyecto personal de Cristo.

Agradezco mucho de corazón toda vuestra entrega y generosidad. Seguid viviendo por  los caminos de esperanza y alegría.  Os propongo en el entorno del Sínodo tres propuestas:

Primera. Los sacerdotes sois para toda la Iglesia Diocesana, sus hijos predilectos y sus pastores, que participáis de la identificación con Cristo Cabeza, para el servicio y entrega a todo el pueblo de Dios. Vivid la identidad y la misión del sacerdote en medio de su pueblo con alegría y sin complejos.

Segunda. Quiero deciros que sigáis animando a los grupos sinodales de vuestras parroquias para que no nos perdamos este acontecimiento eclesial que vivirlo al margen o no participar es perderse el ritmo de una Iglesia que quiere ser fiel al proyecto de Jesús que quiere evangelizar desde signos pobres.

Tercera. Ayudar a participar a todos y que se mojen en  este ejercicio de corresponsabilidad que el Obispo  convoca a todo el pueblo de Dios. Id vosotros delante con toda humildad, sembrad los caminos de la esperanza cierta de que el Amor de Dios que nos debe renovar y lanzar a evangelizar a los que sufren y a los que nos tomemos más en serio el ser  Iglesia que camina en Coria-Cáceres, y alentamos la esperanza de esta tierra donde el paro, la escasez de futuro, la fuerte secularización  no hacen nada fácil el permanecer y sembrar.

Francisco Cerro Chaves. Obispo de Coria-Cáceres


Seguir leyendo »

EL SÍNODO EN VACACIONES (Sugerencias para refrescar la fe) MEJOR EN COMUNIDAD QUE A TU BOLA (10)


1.- LA MALETA: Pon en tu maleta el libro-disco “Con Cristo, Senda de luz.  Escucha la canción 10, “CAMINANDO.  (Disponible en la librería Copy-Caty (Avda. Portugal, junto a la cruz)

 2.-TOMA EL SOL MODERADAMENTE. Broncéate bajo la luz de la sabiduría pensando  en este texto:… “cada vez que intentamos volver a la fuente… brotan nuevos caminos, métodos creativos… de renovado significado para el mundo  actual”…(Papa Francisco)

3.- PROTECCIÓN SOLAR: Hay que proteger la piel de la fe para que no sufra quemaduras. En estos días protégete del aislamiento, de las devociones interesadas y del egoísmo de acaparar a Dios como una propiedad a tu servicio.  

4.- BEBE AGUA CON FRECUENCIA. Selecciona cada día alguna frase del texto de la canción y, como agua hidratante, medítalas en algunos momentos del día. Por ejemplo: Cristo es el camino y la verdad. Tu también le encontrarás caminando en comunidad…  ¿Qué te sugiere?

5.- PONTE EN MOVIMIENTO. Fortalece los músculos que te unen a la comunidad. Busca un grupo de personas con los que  compartir y avanzar en la fe. Si ya lo tienes dedícale tiempo extraordinario para agradecerles su ayuda.   

6.- ¡AL AGUA!: Sumérgete en el Agua-Viva de la oración confiada con el Señor. La frase de la oración del obispo te ayudará a expresarlo:…Padre-Dios te alabo por hacer de la humanidad una gran comunidad de vida y amor (Elige otras frases de la oración.  Consulta el libro-disco: Con Cristo, Senda de Luz. Pag. 124)

7.- LA TOALLA: Sécate las lágrimas de emoción por lo que has vivido, pero de nada te servirá congelar este buen momento si mañana no intentas vivirlo de nuevo conectando tu vida con la comunidad cristiana.

¡Feliz verano refrescándote por la senda de luz!
TINO ESCRIBANO


Seguir leyendo »

Mensaje a los intelectuales con motivo del Sínodo de Don Francisco Cerro,obispo de Coria-Cáceres

Me he encontrado en muchos momentos y ocasiones con aquellos hombres y mujeres que se dedican al desarrollo de la vida intelectual: profesores, maestros, investigadores, escritores. A través de las Delegaciones de Pastoral Universitaria y de Fe y Cultura, siempre me ha interesado, preocupado y sobre todo he valorado este mundo tan necesitado de pensadores y sabios...

¿Os cuento el Sínodo?

La Iglesia experta en humanidad, también es experta en valorar, potenciar y dialogar con el mundo intelectual. Cuando me decidí  después de consultar al pueblo de Dios el XIV Sínodo Diocesano, pensé en vosotros. Quería también agradecer vuestras fatigas, vuestra búsqueda de la verdad y también vuestra esperanza por formar a las personas,que un día serán clave para una sociedad y un mundo donde es necesario todo el bagaje cultural, científico para una sociedad que es necesario cambiar y ser transformada.

Primero. Quiero agradeceros una vez más vuestra vida  y vuestra participación en la vida de La Iglesia. Me consta que existen algunos grupos sinodales, formados especialmente por personas que tienen una función de servicio desde el pensamiento y desde un servicio científico, como también profesores, escritores y pensadores. Hay también grupos de profesores de Religión

Segundo. Aportar todo lo que vosotros veáis que es necesario para nuestras comunidades y que desde vuestro observatorio nos podéis ayudar a que nuestra Iglesia acoja a todos los hombres y mujeres que quieren ser fieles al Evangelio con el lenguaje al hombre de nuestro tiempo.

Tercero. Os animo a conocer la pastoral universitaria y nuestra Delegación de fe y cultura para participar en tantas realidades como se ofrecen para que seamos verdaderamente en medio de nuestro mundo, a veces poco receptivo, el mensaje de la verdad y del amor.

El Sínodo, que es el ejercicio de la corresponsabilidad, que el Obispo ofrece al pueblo de Dios, puede ayudaros y mucho, a que pongamos la comunión y el servicio a los pobres como clave de una Iglesia en salida, como nos recuerda el Papa Francisco. Una Iglesia que quiere salir a las periferias geográficas y existenciales y también para que en las intemperies donde viven tantos hombres y mujeres les pueda llegar la Buena Noticia de la salvación que se llama Jesús.

Os animo a formarnos bien. No quedarnos en la fe de los calcetines blanco de la primera comunión. 
Lo mismo que ha evolucionado y mucho vuestra formación intelectual y os seguís formando e investigando, también formaos en Teología, en doctrina social de la Iglesia, en lo que la Iglesia dice y quiere para el hombre de hoy.   

Vosotros tenéis mucho que contarnos y aportarnos. Lo necesitamos y nosotros tenemos a Jesucristo que es el tesoro de la persona y del corazón humano para ofrecerlo desde nuestra pobreza.

Francisco Cerro Chaves. Obispo de Coria-Cáceres
Seguir leyendo »

Mensaje a los cristianos en la Vida Pública con motivo del Sínodo de Don Francisco Cerro, obispo de Coria-Cáceres

¿Os cuento el Sínodo?

Siempre me he interrogado que después de tantos siglos , donde la Iglesia ha tenido un papel decisivo y sobre todo como “sal y luz” en la sociedad y tantos deseos e intentos hoy quieren que sea relegada a la sacristía.

¿Por qué no se le quiere dar ninguna relevancia a la Iglesia en  la sociedad? ¿La fe es sólo algo privado? ¿No tiene derecho de ciudadanía el ser cristiano? Sólo “otros” tienen derecho a veces sin ningún complejo ni valores a marcar a la sociedad en sus derroteros. La Iglesia nunca a pedido privilegios, pero sí su espacio en una sociedad que cada vez entiende menos  lo que cree y transmite la Iglesia.

Desde el Sínodo uno de los temas tratados con más pasión ha sido el del Laicado. No se podrá realizar la nueva etapa evangelizadora sin despertar ese gigante dormido que son los laicos. Los católicos, es justo y necesario, que estéis en la vida pública  donde se toman las grandes decisiones y donde en la política dice el Papa Francisco que es el servicio más caritativo y entregado a la humanidad porque se debe buscar (otra cosa es que  se haga) el bien común y los mejores servicios a la sociedad.

A todos los cristianos que están comprometidos en la vida pública nuestro Sínodo Diocesano les reconoce su gran y difícil labor. No tengáis miedo de ofrecer el Evangelio como norma de vida y esperanza.

Construid también con los cristianos de a pie que quieren ser buenos ciudadanos y cumplir con nuestras obligaciones en una sociedad plural y abierta. También subrayamos lo que dijo Pablo VI en la profética encíclica “Populorum Progressio” de que “una misma fe puede llevar a distintas opciones políticas”.

A los demás que trabajan en el campo de la política sindical o servicios a la sociedad, les pedimos que respeten lo que el cristianismo  ha aportado siempre a la sociedad.
Apostamos siempre por la escucha y el diálogo, pero es verdad que nuestra fe, el anuncio de Cristo no podemos dejarlo guardado en el bolsillo, en el sótano.

El Sínodo está siendo una apuesta por renovar la conciencia y el compromiso de los laicos en el mundo. Sin un laicado convencido y comprometido y sobre todo asociado no se puede ser laico por libre, sino que siempre necesitamos caminar juntos, ayudarnos mutuamente, compartir la fe para un mejor servicio a la sociedad.

El XIV Sínodo está siendo una primera apuesta como Diócesis por despertar y por formar un laicado que viva su profunda vocación de seguís a Cristo, Alfa y Omega, para vivIr en las entrañas  del mundo no hay que salirse de la realidad  que vivo para ir al encuentro del Señor y unza transformación del mundo.

Francisco Cerro Chaves. Obispo de Coria-Cáceres
Seguir leyendo »

EL SÍNODO EN VACACIONES (Sugerencias para refrescar la fe) SELECCIONA LOS BUENOS VIENTOS (9)


1.- LA MALETA: Pon en tu maleta el libro-disco “Con Cristo, Senda de luz.  Escucha la canción 9, “YA LLEGA EL VIENTO.  (Disponible en la librería Copy-Caty (Avda. Portugal, junto a la cruz)

 2.-TOMA EL SOL MODERADAMENTE. Broncéate bajo la luz de la sabiduría pensando con este texto:… “hace falta pasar de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera… de iglesia en salida (Papa Francisco)

3.- PROTECCIÓN SOLAR: Hay que proteger la piel de la fe para que no sufra quemaduras. En estos días protégete de la pereza, la rutina, y la desgana.

4.- BEBE AGUA CON FRECUENCIA. Selecciona cada día alguna frase del texto de la canción y, como agua hidratante, medítalas en algunos momentos del día. Por ejemplo: una vez allí encontrarás un nuevo sol…  ¿Qué te sugiere?

5.- PONTE EN MOVIMIENTO. Fortalece los músculos de la fe para sujetar las velas del barco cuando el viento es recio y el mar bravío. 

6.- ¡AL AGUA!: Sumérgete en el Agua-Viva de la oración confiada con el Señor. La frase de la oración del obispo te ayudará a expresarlo:…Padre-Dios te alabo por el viento del Espíritu que alienta a las personas a salir a la misión… (Elige otras frases de la oración.  Consulta el libro-disco: Con Cristo, Senda de Luz.  Pag. 118)

7.- LA TOALLA: Sécate las lágrimas de emoción por lo que has vivido, pero de nada te servirá congelar este buen momento si mañana no intentas vivirlo de nuevo eligiendo los buenos vientos que te harán encontrar un nuevo sol. 

¡Feliz verano refrescándote por la senda de luz!

TINO ESCRIBANO



Seguir leyendo »

Mensaje a los bautizados que no practican con motivo del Sínodo de Don Francisco Cerro, obispo de Coria-Cáceres


¿Os cuento el Sínodo?

Es verdad que la Iglesia con su Obispo a la cabeza, sus sacerdotes, sus consagrados, sus catequistas, su voluntariado siempre ha estado buscando la manera de que volváis a casa. También queremos saliros al encuentro y a buscar la manera de volvernos a encontrar.

Parece una palabra que no os dice nada, peo si os explico que significa caminar juntos  a lo mejor tenéis la impresión de que no sólo vosotros vivís de espaldas a la Iglesia, sino que la Iglesia vive de espalda a vosotros, que no le interesa  vuestra vida y que la indiferencia es mutua. No es así. Os prometo que luchamos para que no sea así.

Primero. Quiero haceros llegar que la Iglesia os quiere de verdad. Que no quiere juzgaros en ningún momento sino ayudaros  ¿Cómo? Sencillamente, el Sínodo que estamos celebrando, quiere salir a vuestro encuentro. Somos nosotros los que queremos provocar el encuentro, el diálogo, el estar a vuestra altura. Nosotros no somos mejores, aunque deberíamos serlo.

Segundo. Quiero invitaros a que os intereséis, aunque sea sólo por curiosidad qué es un Sínodo donde tantas personas participan, donde todavía se ve que la Iglesia, la parroquia sigue convocando. El Sínodo ha lanzado a toda la Iglesia diocesana a este planteamiento. La Iglesia existe para anunciar a Jesucristo para transmitir la fe  (primer tema). Esta transmisión de la fe lleva unida indisolublemente la caridad el amor a los necesitados si queremos ser coherentes con el Evangelio de Jesús (segundo tema). No se puede realizar la evangelización sin contar con los laicos, con los seglares, la inmensa mayoría de bautizados del pueblo de Dios (tercer tema). El último tema es que toda esta búsqueda para evangelizar hoy exige una organización  de la Iglesia diocesana (cuarto tema). Cada vez más evangélica y sencilla, donde hay comunidad cristiana.

Tercero. Conoce un poco el lugar más cerca que tienes de cristianos. A lo mejor te puede llevar algún amigo o amiga para encontrarte con la sorpresa de que hemos cambiado y mejorado mucho aunque humildemente todavía nos queda mucho por alcanzar.

Por último te pedimos perdón, yo el primero porque nuestra vida no transmite siempre ni alegría, ni esperanza. Es verdad que a veces no somos los cristianos hombres y mujeres capaces de entusiasmar. Nos tenéis que comprender.

De todas maneras te digo que vuelvas, que también vamos a ir  a tu encuentro. Te damos el tesoro que tenemos que es Jesús, a veces envuelto en un papel pobre de periódico, pero es nuestra riqueza.

Un abrazo
Francisco Cerro Chaves. Obispo de Cáceres
Seguir leyendo »

Mensaje a las familias con motivo del Sínodo de Don Francisco Cerro, obispo de Coria-Cáceres

Como tantas veces he repetido sin la familia tendríamos escasas posibilidades de una evangelización que abarque a todos, hombres, mujeres, niños, adolescentes, jóvenes. Quiero agradecer a todas las familias cristianas su vida, su testimonio, su fecundidad y sobre todo por invitar y acoger a Jesús a compartir su vida.

¿Os cuento el Sínodo?

Cuando convoqué el Sínodo Diocesano tenía y tengo claro que todas mis fuerzas quería dedicarlas a cuidar, potenciar, formar y ayudar a las familias.

Primero. Quiero agradecer y animaros a seguir siendo lo que sois, como iglesia doméstica, un lugar, un espacio de comunión, de gozo compartido, de experimentaros amados, no por lo que tenemos sino por lo que somos.

Segundo. Quiero lanzaros a que viváis vuestra dimensión misionera y profética. Las familias cristianas sois esperanza para una sociedad y un mundo en el que curiosamente sigue siendo lo más valorado y que in embargo a la vez la torpedea. Son muchas las familias que no ayudan a crecer en la profunda identidad de la familia cristiana. Os animo a ser portadores y sembradores de vida.

Tercero. Seguid participando en el Sínodo a través de las parroquias, movimientos, comunidades, asociaciones familiaristas. Vuestra presencia abierta nos anima a todos a seguir haciendo d ela diócesis y de las parroquias, la familia del pueblo de Dios que camina junto con Cristo para renovar y fortalecer la fe.

Quiero haceros llegar el apoyo de vuestros pastores que os queremos de verdad y os necesitamos para ser en el mundo, en la sociedad un lugar, un baluarte  de vida y esperanza. Las familias tenéis en nuestra Diócesis medios para ser cuidadas de corazón: la parroquia y también la Delegación de pastoral familiar y el Centro de orientación familiar (COF), el Centro de escucha “San Camilo” y los movimientos familiaristas como el Movimiento Familiar cristiano, y todas las comunidades donde toda la familia celebra la fe.

Agradezco a todas las familias cristianas su entrega. Rezo por las que están pasando momentos difíciles. Comprendo y lucho por los que están en paro, por los que pasan por la enfermedad, la muerte de un ser querido. Todas vuestras dificultades y sufrimientos las hago mías y rezo por vosotros.

Francisco Cerro Chaves. Obispo de Coria-Cáceres
Seguir leyendo »

EL SÍNODO EN VACACIONES (Sugerencias para refrescar la fe) El PADRE-DIOS NO SE VA DE VACACIONES (8)


1.- LA MALETA: Pon en tu maleta el libro-disco “Con Cristo, Senda de luz.  Escucha la canción 8 y 12, “PADRE NUESTRO.  (Disponible en la librería Copy-Caty (Avda. Portugal, junto a la cruz)

 2.-TOMA EL SOL MODERADAMENTE. Broncéate bajo la luz de la sabiduría   del padre, pensando con este texto:… “uno sabe bien que su vida siempre da frutos, pero sin pretender saber cómo, ni dónde, ni cuándo”… (Papa Francisco)

3.- PROTECCIÓN SOLAR: Protege la piel de tu fe para que no sufra quemaduras. En estos días permite que el Padre-Dios te ayude a protegerte de desconfianzas y reticencias.

4.- BEBE AGUA CON FRECUENCIA. Selecciona cada día alguna frase del texto del Padrenuestro y , como agua hidratante, medítalas en algunos momentos del día. Por ejemplo: hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo…  ¿Qué te sugiere?

5.- PONTE EN MOVIMIENTO. Fortalece los músculos que te den confianza para abandonarte en las manos de Dios-Padre. Ponte en camino hacia el circuito de tu vida y valora todas las experiencias de confianza que has recibido en tu familia o si eres padre o madre revisa la que tú das a tu familia. 

6.- ¡AL AGUA!: Sumérgete en el Agua-Viva de la oración confiada con el Señor. La frase de la oración del obispo te ayudará a expresarlo:… Padre-Dios, padre nuestro que vives en el corazón de cada persona y en la casa del que sufre… (Elige otras frases de la oración.  Consulta el libro-disco: Con Cristo, Senda de Luz. Pag. 112)

7.- LA TOALLA: Sécate las lágrimas de emoción por lo que has vivido, pero de nada te servirá congelar este buen momento si mañana no intentas vivirlo de nuevo poniéndote con la confianza de un niño en las manos del Padre-Dios. 

¡Feliz verano refrescándote por la senda de luz!
TINO ESCRIBANO

Seguir leyendo »