Noticias

Los diocesanos abarrotan la Catedral de Coria para Clausurar el Sínodo


Firma del Acta de Clausura del XIV Sínodo Diocesano de Coria-Cáceres
La Diócesis de Coria-Cáceres Clausuró su XIV Sínodo en la festividad de la Inmaculada Concepción de María, el 8 de diciembre, en la Catedral de Coria, abarrotada de fieles que quisieron acompañar al Obispo en un momento tan trascendental.

A las 17 horas comenzó la Eucaristía, presidida por el obispo de la diócesis de Coria-Cáceres, Mons. Francisco Cerro Chaves, acompañado de Mons. Celso Morga Iruzubieta, Arzobispo de Mérida-Badajoz y Mons. José Luis Retana Gozalo, Obispo de Plasencia.

A la celebración asistieron numerosos fieles y pudo seguirse también en directo a través de Internet en la web del sínodo y la de la propia Diócesis. En el interior del templo también pudo seguirse a través de una pantalla dispuesta en el campo de la Virgen, tras el coro. La nota musical la puso el Coro Diocesano San Pedro de Alcántara y al órgano Francisco Sánchez.

Clausura del XIV Sínodo Diocesano en la Catedral de CoriaLa celebración comenzó con la interpretación del Himno del Sínodo, compuesto por el sacerdote Florentino Escribano y que ha acompañado durante más de tres años y medio a la Diócesis en el desarrollo del Sínodo.

En la Homilía, Mons. Francisco Cerro Chaves quiso agradecer a los obispos de la provincia eclesiástica su presencia en la celebración, y un agradecimiento especial al Secretario del Sínodo, D. Jesús Moreno Ramos, por el intenso trabajo realizado, así como la de todos los sinodales y aquellos que han trabajado en el Sínodo: relatores y moderadores de las Asambleas Sinodales, las distintas comisiones y todos los que han participado en los 325 grupos sinodales. También agradeció la presencia en la Eucaristía del Pastor de la Iglesia Evangélica de Mérida y Miajadas, Mariano Arellano, un símbolo más en el camino del Ecumenismo y hacia la unidad.

En el altar, junto al icono del Sínodo, y numerosos presbíteros ataviados con las casullas que precisamente portaban ese icono, estaban sendas imágenes de San Pedro de Alcántara y la Virgen de Argeme, patronos de la Diócesis de Coria-Cáceres, a los que en numerosas ocasiones se les ha rezado por los buenos frutos del Sínodo.

El prelado destacó tres claves: alegría, no tener miedo y creer en el Dios de lo imposible: “Toda la experiencia sinodal ha sido una llamada a la alegría, que ha brotado espontáneamente”. “Recordó el salmo, el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.

Cerro recordó que el anterior obispo de la diócesis, D. Ciriaco Benavente Mateos, le había felicitado por haber comenzado y concluido un Sínodo que marcará la diócesis en este siglo XXI y también se había sumado a las felicitaciones D. Amadeo Rodríguez Magro, anterior obispo de Plasencia, quien, además, fuera secretario del Sínodo de Mérida-Badajoz del año 1992. También Gil Tamayo, secretario de la Conferencia Episcopal Española, quiso transmitir a través del obispo su felicitación a toda la diócesis.

En segundo lugar, recordó que todos tenemos miedo “a una operación, a una mala noticia, pero el miedo no se supera, el miedo se atraviesa, porque “tu vara y tu cayado me sosiegan”, porque contamos con la compañía de Jesucristo”. Y aludió al lema de este Sínodo: “Caminamos juntos con Cristo para buscar, renovar y fortalecer la fe”. Y añadió: “no tengamos miedo a poner en práctica las propuestas”.

Y el tercer punto, creer en el Dios de lo imposible. Para ello, el obispo de Coria-Cáceres hizo una semblanza de San Pedro de Alcántara y Beato Spínola y cómo ellos creían y mostraban el Amor de Dios en sus obras.

Francisco Cerro culminó su homilía explicando que un Sínodo no es para “ponernos nerviosos, es dar continuidad a la Iglesia de Jesucristo, siendo fieles” y pidió que todos vivamos unidos, consagrados, sacerdotes, laicos, “la Iglesia siempre es coral, aunque alguno pueda desafinar; descubrimos que si caminamos juntos con Cristo, podemos conseguir buscar, renovar y fortalecer la fe”.

Para reforzar esa idea de caminar junto a Cristo, el prelado quiso que al finalizar la Eucaristía la diócesis se consagrase al Corazón de Cristo, como ya se hiciera al inicio de su episcopado.

Clausura del XIV Sínodo Diocesano. Jesús Moreno, secretario del Sínodo, entrega las 232 propuestas aprobadas al Obispo.En las ofrendas, junto al pan y al vino, las propuestas aprobadas fueron entregadas por manos del Secretario del XIV Sínodo Diocesano, Jesús Moreno Ramos, al obispo de la diócesis de Coria-Cáceres, Mons. Francisco Cerro Chaves.

Al finalizar la Eucaristía, el secretario canciller, D. Antonio Chapado, leyó el acta que daba por concluido el XIV Sínodo Diocesano y el obispo, con los otros dos obispos de la provincia eclesiástica como testigos, procedió a firmar dicho acta de clausura de la Asamblea Sinodal, dando así por finalizado de forma oficial el XIV Sínodo Diocesano en nuestra diócesis de Coria-Cáceres, después de más de 3 años y medio de trabajo.

Tras la intensa fase final, han sido aprobadas por la Asamblea Sinodal 232 propuestas, que conformrán las Constituciones Sinodales, aunque a partir de ahora se denominarán como “disposiciones y orientaciones pastorales”. Junto a las Constituciones Sinodales se publicarán, a modo de introducción doctrinal, los textos de las cuatro ponencias. Todo ello, se publicará próximamente.

Estas disposiciones y orientaciones pastorales marcarán el futuro de la diócesis y servirán para el desarrollo de los diversos planes pastorales.

El sínodo en cifras
-   Tres años y medio de trabajo (16-04-2014 al 08-12-2017).
-   Casi 4.000 participantes.
-   325 grupos sinodales.
-   5.000 propuestas y enmiendas para los 4 temas troncales.
-   4 sábados de sesiones de la Asamblea Sinodal Final.
-   270 Sinodales convocados.
-   232 propuestas finales aprobadas.
Seguir leyendo »

Emisión en directo de la Clausura del Sínodo

Sigue aquí la emisión en directo de la Clausura del Sínodo
Seguir leyendo »

El viernes 8, clausura del XIV Sínodo Diocesano en la Catedral


El pasado sábado concluyeron las Asamblea Generales del XIV Sínodo Diocesano. El 2 de diciembre, los sinodales votaron las propuestas correspondientes al tema 4 (La organización de la diócesis). El relator fue D. Isacc Macarro y el moderador fue D. Carlos Piñero.


Tras esta intensa fase final, han sido aprobadas por la Asamblea Sinodal en torno a 200 propuestas que conforman las Constituciones Sinodales, aunque a partir de ahora denominaremos como “disposiciones y orientaciones pastorales” .

Junto a las Constituciones Sinodales se publicarán a modo de introducción doctrinal los textos de las cuatro ponencias y, todo ello,  se publicará próximamente.

Estas disposiciones y orientaciones pastorales marcarán el futuro de la diócesis y servirán para el desarrollo de los diversos planes pastorales.

La sesión de clausura tendrá lugar el viernes 8 de diciembre a las 17 horas en la Catedral de Coria con una Eucaristía, presidida por el obispo de la diócesis de Coria-Cáceres, Mons. Francisco Cerro Chaves, acompañado de Mons. Celso Morga Iruzubieta, Arzobispo de Mérida-Badajoz y Mons. José Luis Retana Gozalo, Obispo de Plasencia.

Tras la Eucaristía, las propuestas aprobadas serán entregadas de manos del Secretario del XIV Sínodo Diocesano, Jesús Moreno Ramos, al obispo de la diócesis de Coria-Cáceres, Mons. Francisco Cerro Chaves.


Finalmente, el obispo firmará un acta de clausura de la Asamblea Sinodal,  dando así por finalizado de forma oficial el XIV Sínodo Diocesano en nuestra diócesis de Coria-Cáceres después de más de 3 años y medio de intenso trabajo.
Seguir leyendo »

Prosiguen las Asambleas Sinodales en el Seminario Diocesano

Las asambleas Sinodales continúan en el Seminario Diocesano de 10 a 14:30 horas y tras la comida se reanudan en sesión de tarde para terminar de votar todas las propuestas. 

Recordamos que si algún asistente quiere modificar el menú por alergia o intolerancia, debe comunicarlo al 690 900 409.




De la última sesión quedaba pendiente la finalización del segundo tema, cuyo relator era Miguel Ángel González, y el moderador fue Salustiano Silva.

El tema 3, "La formación y la participación de los laicos en la Iglesia y en el mundo", se  ha trabajado este sábado, 25 de noviembre de 2017. 

El relator fue Manuel Lázaro y la moderadora es Mercedes Expósito. 

El tema 4 (La organización de la diócesis) será el próximo 2 de diciembre. El relator es Isacc Macarro y el moderador será Carlos Piñero.


Finalmente, la sesión de clausura será el 8 de diciembre a las 17 horas en la Catedral de Coria con una Eucaristía
Seguir leyendo »

Inmersos en la Asamblea Sinodal Final


La Asamblea General del tema uno (La Evangelización y la transmisión de la Fe) se celebró el sábado 11 de noviembre en el Seminario Diocesano entre las 10 y las 14 horas. El relator del tema 1 es Ramón Piñero Mariño, quien fue el encargado de presentar la ponencia y las propuestas recibidas. 

El trabajo de la sesión estuvo coordinado también por un moderador, Roberto Rubio, quien cumplió fielmente con el papel encomendado. Estuvieron acompañados del secretario del Sínodo, Jesús Moreno Ramos.

Cabe recordar que en estas sesiones, el contenido es secreto y sólo deben conocerse por los participantes, quienes debaten y votan las propuestas. Las propuestas aprobadas conformarán después las Constituciones Sinodales, firmadas y refrendadas por el obispo y el secretario del Sínodo, un documento que marcará las principales propuestas de actuación de la diócesis en el futuro.  Estamos ante un momento decisivo para la Iglesia Diocesana. Se pide por tanto un fuerte compromiso y corresponsabilidad a los sinodales.

Este sábado 18 de noviembre continúa la Asamblea General del tema 2, bajo el título: El compromiso social y caritativo de la Iglesia en la sociedad de hoy. El relator es Miguel Ángel González Sáiz y el moderador de este tema es Tano.
La diócesis de Coria-Cáceres se encomienda a la Virgen de Argeme y a San Pedro de Alcántara, sus patronos, para el buen fin de este acontecimiento.

CALENDARIO DE SESIONES

En los siguientes sábados se sucederán el resto de asambleas en el Seminario Diocesano de 10 a 14 horas y culminan con la comida: (Recordamos que si algún asistente NO se queda a comer, o quiere modificar el menú por alergia o intolerancia, debe comunicarlo al 690 900 409).
-          El  tema 3 (La formación y la participación de los laicos en la Iglesia y en el mundo) el 25 de noviembre
-          El tema 4 (La organización de la diócesis) el 2 de diciembre.

Finalmente la sesión de clausura será el 8 de diciembre a las 17 horas en la Catedral de Coria con una Eucaristía
Seguir leyendo »

Asamblea sinodal final. Primera Sesión. EL ANUNCIO DEL EVANGELIO Y LA TRANSMISIÓN DE LA FE


La Diócesis de Coria-Cáceres afronta la última etapa del XIV Sínodo Diocesano con la celebración de la denominada como Asamblea Sinodal Final. La Asamblea General del tema uno (La Evangelización y la transmisión de la Fe) se celebrará mañana sábado 11 de noviembre en el Seminario Diocesano entre las 10 y las 14 horas. Terminará con una comida. (Si algún asistente no se queda a comer, o debe modificar el menú por alergia o intolerancia, debe comunicarlo al 690 900 409).

El relator del tema 1 es Ramón Piñero Mariño, quien será el encargado de ir presentado la ponencia y las propuestas recibidas, así como las modificaciones. El trabajo estará coordinado también por un moderador, que será Roberto Rubio. Estarán acompañados del secretario del Sínodo, Jesús Moreno Ramos.

En estas sesiones, cuyo contenido será secreto y sólo deben conocerse por los participantes, se debatirán y se votarán. Saldrán adelante las propuestas respaldadas por 2/3 de los presentes. Las votaciones, serán secretas a través de pulsadores.

Las propuestas aprobadas conformarán después las Constituciones Sinodales, firmadas y refrendadas por el obispo y el secretario del Sínodo, un documento que marcará el futuro de la diócesis. 
Estamos ante un momento decisivo para la Iglesia Diocesana. La recta final de un proceso que comenzó el Miércoles Santo de 2014 en la Misa Crismal, cuando el obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves, realizó la convocatoria del XIV Sínodo Diocesano, el primero del siglo XXI.

Cabe recordar que la palabra “sínodo” tiene su origen en la lengua griega y significa convergencia de caminos, hacer camino juntos. Precisamente el lema de este sínodo ha sido “Caminar juntos con Cristo para buscar, renovar y fortalecer la fe”

Un Sínodo es un acto solemne y poco frecuente en la vida de la Diócesis que está llamado a dejar huella perdurable en la historia de la Iglesia diocesana. Es una oportunidad para toda la diócesis para orar, analizar la realidad, reflexionar y proponer acciones pastorales de cara a la evangelización en el mundo de hoy.

De esta forma la Diócesis responde a la llamada que realizó el Papa Francisco en su exhortación Evangelii Gaudium, a una “opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación (EG 27)”

La diócesis de Coria-Cáceres se encomienda a la Virgen de Argeme y a San Pedro de Alcántara, sus patronos, para el buen fin de este acontecimiento.  

CALENDARIO DE SESIONES

En los siguientes sábados se sucederán el resto de asambleas en el Seminario Diocesano de 10 a 14 horas:
-          El tema 2 (El compromiso social y caritativo de la Iglesia en la sociedad de hoy) el 18 de noviembre
-          El  tema 3 (La formación y la participación de los laicos en la Iglesia y en el mundo) el 25 de noviembre
-          El tema 4 (La organización de la diócesis) el 2 de diciembre.

Finalmente la sesión de clausura será el 8 de diciembre a las 17 horas en la Catedral de Coria con una Eucaristía
Seguir leyendo »

Fase final del Sínodo Diocesano: la apuesta de una iglesia que quiere renovarse

La Diócesis de Coria-Cáceres afronta la última etapa del XIV Sínodo Diocesano con la celebración de la denominada como Asamblea Sinodal Final.

Un momento decisivo para la Iglesia Diocesana que afronta la recta final de un proceso que comenzó el Miércoles Santo de 2014 en la Misa Crismal, cuando el obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves, realizó la convocatoria del XIV Sínodo Diocesano, el primero del siglo XXI.

El anterior, finalizó en Junio de 1986, y treinta años después,  el prelado diocesano vio la idoneidad de convocar este Sínodo “una de las decisiones episcopales más importantes de mi vida”, ha afirmado en numerosas ocasiones. “Era decisivo para el presente  y para el futuro de la Diócesis”, afirma el obispo.

Cabe recordar que la palabra “sínodo” tiene su origen en la lengua griega y significa convergencia de caminos, hacer camino juntos. Precisamente el lema de este sínodo ha sido “Caminar juntos con Cristo para buscar, renovar y fortalecer la fe”

Un Sínodo es un acto solemne y poco frecuente en la vida de la Diócesis que está llamado a dejar huella perdurable en la historia de la Iglesia diocesana. Es una oportunidad para toda la diócesis para orar, analizar la realidad, reflexionar y proponer acciones pastorales de cara a la evangelización en el mundo de hoy.

De esta forma la Diócesis responde a la llamada que realizó el Papa Francisco en su exhortación Evangelii Gaudium, a una “opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación (EG 27)”

El Secretario del Sínodo, Jesús Moreno Ramos, recuerda que el Consejo de Dirección del Sínodo ha pedido que “todos estemos estos meses en “estado de Sínodo”, volcados con este momento y dejando a un lado otras actividades”.

“Probablemente ninguno de nosotros vuelva a vivir un Sínodo, este momento sienta las bases de lo que vendrá después”, afirma el prelado de Coria-Cáceres. “Les pido a todos que participen sobre todo con muchísima ilusión y responsabilidad. Que esta diócesis no se quede anquilosada, sino que dé respuesta a los hombres de nuestro tiempo en el reto de la evangelización. Después del Sínodo seguiremos trabajando juntos. Seguiremos entusiasmados. El camino es arduo, pero la alegría inmensa”, sentencia Cerro.

La diócesis de Coria-Cáceres se encomienda a la Virgen de Argeme y a san Pedro de Alcántara, sus patronos, para el buen fin de este acontecimiento. 

APERTURA DE LA ASAMBLEA SINODAL FINAL

De todos los grupos sinodales (3145 personas en 315 grupos) se ha elegido una representación que participará en la Asamblea Sinodal Final, así como algunas personas designadas por su oficio, donde asistirán cerca de 300 personas. Tras la apertura oficial, tienen lugar cuatro asambleas, una por cada tema trabajado en estos años.

El Secretario del Sínodo, Jesús Moreno Ramos, leyó en la Catedral de Coria el 1 de octubre el juramento de fidelidad en nombre de todos los sinodales, muchos de los cuales asistieron a la celebración. Fue el acto oficial de apertura de la Asamblea Sinodal. Al final de la celebración agradeció el “inmenso esfuerzo de todos” y destacó que este Sínodo estaba siendo un “trabajo coral”.

CALENDARIO Y DESARROLLO DE LAS SESIONES

La Asamblea General del tema uno (La Evangelización y la transmisión de la Fe) se celebrará el próximo 11 de noviembre en el Seminario Diocesano entre las 10 y las 14 horas. Terminará con una comida.

En los siguientes sábados se sucederán el resto de asambleas en el Seminario Diocesano de 10 a 14 horas:
-          El tema 2 (El compromiso social y caritativo de la Iglesia en la sociedad de hoy) el 18 de noviembre
-          El  tema 3 (La formación y la participación de los laicos en la Iglesia y en el mundo) el 25 de noviembre
-          El tema 4 (La organización de la diócesis) el 2 de diciembre.

Finalmente la sesión de clausura será el 8 de diciembre a las 17 horas en la Catedral de Coria con una Eucaristía.

En estas sesiones, se debatirán y aprobarán posteriormente las propuestas aportadas por todos los grupos. Las propuestas aprobadas conformarán después las Constituciones Sinodales, firmadas y refrendadas por el obispo y el secretario del Sínodo, un documento que marcará el futuro de la diócesis. 

OBLIGACIONES DE LOS SINODALES 

Entre otras obligaciones, los sinodales deben participar en las cuatro Asambleas Generales y deben estudiar detenidamente los temas a debatir y procurarán informarse adecuadamente para pronunciarse sobre los mismos y emitir responsablemente su voto. Los elegidos por los grupos sinodales, deben estudiar los temas con el grupo o grupos a los que representen.
Antes de cada asamblea, los sinodales pueden presentar sugerencias al documento de trabajo, añadir o suprimir propuestas, así como cambiar, en todo o en parte, el contenido o la forma de las mismas.

FASES ANTERIORES DEL SÍNODO

El Sínodo es una asamblea muy particular, convocada por el obispo, con una carácter extraordinario y siguiendo la normativa eclesiástica correspondiente, con unos pasos y etapas a seguir. Esta normativa distingue claramente dos fases: una preparatoria y la asamblea sinodal propiamente dicha.
En la etapa preparatoria se destaca en primer lugar el momento de lanzamiento, sensibilización y consulta al pueblo de Dios: El cartel, el icono, una oración por el Sínodo… También se distribuyeron materiales divulgativos sobre la identidad y los pasos a seguir y se elaboraron otros para celebraciones litúrgicas y la catequesis.

Al inicio se realizó una consulta a todo el pueblo de Dios. Una encuesta exhaustiva para tomar el pulso a la vida y preocupaciones de todos los que forman las distintas comunidades de la diócesis. Se recibieron 2721 encuestas.

En un segundo momento se celebró el Trabajo de los grupos sinodales y asambleas de zona (arciprestazgos). Se invitó a todos los católicos de la diócesis a que se inscribiesen en estos grupos que reflexionaron y aportaron sugerencias de actuación pastoral en el ámbito parroquial, arciprestal y diocesano. Durante estos años han trabajado 3145 personas en 315 grupos.

Los temas o problemáticas sobre los que trabajaron estos grupos se definieron una vez analizada la encuesta de la consultageneral y teniendo en cuenta aportaciones recibidas del Consejo Presbiteral y Consejo Diocesano de Pastoral. Los temas fueron La Evangelización y la transmisión de la Fe”, “El compromiso social y caritativo de la Iglesia en la sociedad de hoy”, “La formación y la participación de los laicos en la Iglesia y en el mundo” y “La organización de la diócesis”. Todo lo aportado en los grupos sinodales fue recogido por las comisiones creadas con el fin de elaborar las ponencias y propuestas que van a la asamblea sinodal propiamente dicha.
Seguir leyendo »

Nuestro disco sinodal llega a Mecano

Os narro esta anécdota porque al contársela al obispo, D. Francisco, me animó a escribirla ya que encierra una enseñanza para la tarea pastoral. Tiene como fondo nuestro disco sinodal, “Senda de Luz”, promovido por el obispo, junto al libro de reflexión y oración.

Resulta que conocí a José María Cano, uno de los componentes del grupo musical “Mecano” que en la época de los 90 marcaron un hito en la historia de la música del pop español. Le conocí en una misa que cada año se celebra en un convento de monjas de clausura en Castrojeriz, un pueblo de Burgos donde cada año brinda un homenaje a dos personas que murieron en un accidente de tren.

¿Quiénes eran? Pues dos amigos que en su juventud vivieron “la movida” a tope rodeados de éxito y dinero pero que, gracias a la educación en la infancia y a sus inquietudes, les movió a un cambio de vida tan radical que dejaron su mundo de lujos y vida acomodada para encaminarse a la India y volcarse en los proyectos de ayuda solidaria de la Madre Teresa de Calcuta. Allí también llegó José María Cano, el guitarra de “Mecano”, que fue un joven muy rico, inquieto e interesado por la figura de Jesús como cuenta en su canción “JC”; pero al contrario que el joven rico del evangelio, se unió a esos amigos poniendo su dinero al servicio de los proyectos humanitarios de la ya hoy Santa Teresa de Calcuta.

Tras la trágica muerte de sus amigos, José María Cano se hizo cargo del proyecto y cada verano reúne a los colaboradores en ese convento de Santa Clara para continuar y revitalizar el espíritu que lo mueve. Este año las monjas me invitaron a presidir la Eucaristía y de ahí procede mi encuentro con él. Hablamos de música y le regalé el disco sinodal. En la homilía comenté su canción “JC”, dedicada a Jesucristo, donde se narra la vida de un joven que se interesa por su forma de vivir pero que duda y no se atreve a dar el paso de seguirle, hasta que descubre que Jesús ha dado su vida por aquello que ha predicado. El estribillo, ”tu y yo, tú y yo”, expresa la seguridad en la decisión para seguir a Jesús.

Le conté que esta canción ha servido a muchos jóvenes para reflexionar en reuniones y cantarla en celebraciones de los campamentos de la parroquia. Le vi que me escuchaba con agrado. En sus ojos se vislumbraba una emoción envuelta de sencillez y admiración que yo también expresé cuando tuvo la deferencia de cantar en la Misa dicha canción acompañado de su hijo. Con un gracias, un abrazo y una foto terminó este anecdótico encuentro. Nuestro disco sinodal ha caído en  esas buenas manos que desprenden tanta sensibilidad musical como humanitaria.

Nunca se sabe dónde caerá la semilla del evangelio al que tantos esfuerzos dedicamos, pero yo estoy convencido de que germinará y dará fruto en los lugares y personas menos imaginables. Esta anécdota, como otras, me confirma que la Palabra de Dios nunca se pierde.

Os invito a buscar en Youtube y a escuchar la canción “JC de Mecano”. Seguro que todavía os dará un empujón para seguir a Jesús y continuar sembrando para que surjan muchas historias sorprendentes llenas de generosidad apasionante.

Tino Escribano Ruiz
Seguir leyendo »